Noticias globales

Red Global de Noticias en español.

TITULARES

Líder catalán se niega a declarar la independencia inmediata de España

El presidente Carles Puigdemont pidió más tiempo para las negociaciones.

España observó atentamente el martes que el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, pronunció un discurso muy esperado sobre si la región declararía su total independencia y trataría de alejarse del Estado español. 

El presidente de Cataluña firma una declaración de independencia y suspende sus efectos para promover el diálogo

Pero a medida que la crisis política crecía en torno a la candidatura de Cataluña a la independencia, Puigdemont terminó por no pedir al parlamento de la región autónoma que persiga una votación inmediata sobre la secesión.

En cambio, Puigdemont dijo que aunque tiene un mandato para declarar la independencia, está pidiendo que el parlamento catalán suspenda los resultados de su referéndum de independencia del 1 de octubre para dar tiempo a conversaciones con el gobierno español. Agregó que apoya a un Estado catalán, pero dijo que está retrasando una declaración formal a favor del diálogo. 

El anuncio fue originalmente programado para las 6 pm hora local, pero se retrasó por más de una hora como deliberaciones de última hora se llevó a cabo. Cuando finalmente Puigdemont entró en el parlamento, pronunció una larga oración sobre las quejas de los catalanes contra los intentos del gobierno de detener la independencia.

"No somos criminales, no estamos locos. Somos personas normales, y sólo queremos votar ", dijo Puigdemont, pasando del catalán al español por un momento para dirigirse a los que están fuera de Cataluña.

Se esperaba que Puigdemont emitiera una declaración  desde la semana pasada , cuando anunció que pediría al parlamento regional que votara sobre la independencia en los próximos días. Anticipando la medida, el tribunal constitucional de España suspendió el lunes  la  sesión de votación del Parlamento regional catalán en un intento de disuadir a los legisladores catalanes.

Puigdemont parecía estar avanzando con sus planes de declarar unilateralmente su independencia, pero finalmente eligió una ruta más diplomática a medida que crecía la presión nacional e internacional para que él revirtiese el rumbo.

La sesión del parlamento el martes fue la primera desde que un referéndum polémico el 1 de octubre vio a la policía española reprimir violentamente la votación.

Las escenas de la policía antidisturbios que golpearon a manifestantes y tomaron las urnas atrajeron la atención internacional a Cataluña y estimularon las críticas de cómo el primer ministro español Mariano Rajoy manejó el movimiento independentista. La violencia también envalentonó el movimiento separatista, dándoles una victoria de relaciones públicas contra el gobierno central en Madrid.
Tanto Rajoy como los tribunales españoles consideraron ilegal el referéndum y no reconocieron el resultado de la votación. En un raro discurso político la semana pasada, el rey español Felipe VI también denunció a los dirigentes catalanes y los acusó de sembrar la división en la región. Al acercarse el anuncio del martes, Francia agregó a la oposición, diciendo  que no reconocería un estado catalán independiente en las circunstancias actuales. 

A pesar de estas advertencias del gobierno y el poder judicial españoles, Cataluña ha persistido  en su apuesta por la independencia, pero no está claro cuántas personas en la región apoyan realmente ese estatus. El gobierno afirmó que el 90 por ciento de los que votaron en el referéndum se mostraron partidarios de abandonar España, pero la participación sólo vio que alrededor del 43 por ciento de los votantes elegibles votaron en medio de críticas a su legitimidad.

En un cambio de los masivos rallies de independencia de las últimas semanas, decenas de miles de personas se reunieron el domingo en la capital catalana de Barcelona para mostrar su apoyo a permanecer como parte del Estado español. Los manifestantes agitaron la bandera nacional de España y mantuvieron señales que proclamaban su afinidad por las identidades tanto española como catalana.  

El gobierno español todavía enfrenta una crisis significativa en cómo lidiar con el gobierno separatista catalán, pero por ahora se le ha dado una oportunidad para negociar y evitar más violencia. 

Si Puigdemont hubiera declarado la independencia el martes, Rajoy podría haber invocado una disposición nunca utilizada de la Constitución de España, artículo 155. El artículo habría permitido al gobierno de Madrid quitarle la autonomía de Cataluña. El artículo 155 establece que el gobierno central puede tomar el control de cualquier región que amenace seriamente los intereses de España o que viole su constitución.

La incertidumbre política sobre el impulso de independencia de Cataluña ya ha comenzado a tener un efecto desestabilizador sobre España. Los principales negocios, incluido el tercer mayor banco de España, han  trasladado sus oficinas  fuera de la región en las últimas semanas. 

Cataluña ha sido en gran parte autónomo desde que España pasó a la democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975, y la región tiene su propio gobierno, las fuerzas de seguridad y el parlamento. Pero los separatistas han sostenido durante mucho tiempo que la cultura, el idioma y el éxito económico de la región deberían permitirle separarse completamente de España.

SetMicos
_____________________________________

Quien es quien en el Deep State ?

"La manipulación consciente e inteligente de los hábitos organizados y las opiniones de las masas es un elemento importante en la sociedad democrática. Quienes manipulan este mecanismo invisible de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro mundo. Las mentes están moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran parte por hombres que nunca hemos escuchado.

Archivo

Total Pageviews

Follow by Email