Noticias globales

Red Global de Noticias en español.

TITULARES

La democracia está muerta y enterrada en Venezuela

La democracia en Venezuela, ya agonizante durante los últimos dos años, recibió su golpe de gracia final el domingo cuando la dictadura de Nicolás Maduro perpetró un fraude electoral descarado de una magnitud que rara vez se ve en cualquier parte del mundo.

Una vez más, se ha probado una triste máxima: las dictaduras nunca abandonarán el poder mediante elecciones democráticas.

Los informes tempranos y verosímiles de las votaciones del domingo y las encuestas a boca de urna hicieron que los resultados se revirtieran por completo , muchos de los cuales mostraron que la oposición había ganado al menos 16 de los 23 estados de Venezuela, venciendo al PSUV de Maduro.
 
Pero de repente, cuando la enorme mayoría del pueblo venezolano comenzaba a celebrar (las encuestas muestran que alrededor del 80 por ciento se opone a la dictadura), el Consejo Nacional Electoral, el consejo electoral, anunció públicamente una aplastante victoria de los candidatos socialistas, alegando que había ganado en al menos 17 estados .

Con la misma rapidez, todas las cadenas de televisión venezolanas fueron obligadas a ir "en cadena" para cubrir el discurso de victoria de Maduro. El dictador, para quien la mentira es una segunda naturaleza, procedió a ridiculizar a la oposición, diciendo que siempre reclama fraude cuando pierde.

Si no ha estado siguiendo a Venezuela de cerca, he aquí una explicación de por qué esas afirmaciones de fraude son verdaderas y por qué el fraude electoral es cierto e indignante:

En diciembre de 2005, Venezuela celebró elecciones parlamentarias, donde los candidatos del gobierno fueron derrotados rotundamente, recibiendo solo 5,6 millones de votos. Desde entonces, Venezuela ha entrado en una espiral de muerte económica y social.

Un país que fue el más rico de América Latina hace una generación y entre los 20 más ricos del mundo en 1970, se ha sumido en una pobreza desesperada.

La desnutrición es desenfrenada; las personas se están muriendo de enfermedades fácilmente tratables porque muchas de las drogas listadas como esenciales por la Organización Mundial de la Salud no están disponibles en Venezuela . Han reaparecido enfermedades mortales de larga duración, como la malaria, el sarampión, la tuberculosis y la difteria.

La inflación es, con mucho, la peor del mundo, y la moneda nacional es tan valiosa como el dinero del "Monopolio". La violencia asesina la ha convertido en uno de los lugares más peligrosos de la tierra. Estados Unidos ha nombrado al vicepresidente de Venezuela como un capo de la droga.

Un tribunal federal de EE. UU. Acusó al ministro del Interior por tráfico de drogas, mientras que otro tribunal federal condenó a dos sobrinos de la primera dama por intentar transportar 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos. La amplia evidencia ha salido a la luz de la alucinante corrupción de otros altos cargos Funcionarios del gobierno, incluido Maduro.
El país se ha convertido en un estado policial donde el imperio de la ley ha dejado de existir, con detenciones arbitrarias, tortura de prisioneros políticos y represión violenta contra manifestantes pacíficos.

Como pueden ver, la lista del sufrimiento de Venezuela es casi infinita. Lo que empeora es que el gobierno se niega a admitir que hay una crisis humanitaria que impide que la ayuda que se necesita desesperadamente fluya al país, agravando la crisis. 

A pesar del caos de los últimos dos años y las horribles calificaciones de aprobación del partido gobernante, Maduro y sus esbirros te harían creer que no solo triunfaron en las elecciones del domingo, lo hicieron de manera abrumadora.

El escenario sin sentido que están vendiendo es que mientras el país se desmoronaba bajo su vigilancia, de alguna manera ganaron popularidad por cientos de miles de votos, una mejora dramática sobre su desempeño electoral en la votación parlamentaria de diciembre de 2015. Su absurdo reclamo también significaría que la oposición perdió más de un tercio de su apoyo.

¿Te he convencido todavía? Si no, ¿qué te parece esto? El 30 de julio, la dictadura celebró una elección inconstitucional para una Asamblea Constituyente. La oposición boicoteó la votación y hasta los dirigentes del partido socialista gobernante se opusieron al golpe de poder de Maduro.

La participación, por todas las cuentas objetivas, fue mínima. Pero el consejo electoral afirmó que 8 millones de personas votaron a favor de la propuesta de la dictadura. Ese total fue ridículo en su rostro. Incluso la compañía de software que configuró los sistemas de votación, Smartmatic, afirmó que los totales de votos eran fraudulentos .

Entonces, si aún cree en los resultados del consejo electoral venezolano, tengo un puente en Brooklyn para venderlo.

Joseph Stalin dijo: "No son las personas que votan ese cargo, son las personas las que cuentan los votos". Este fraude electoral es una prueba más de que la dictadura venezolana es un sindicato del crimen organizado que se hace pasar por un gobierno. Ya es hora de que el mundo lo trate como tal.

Un informe de la agencia de noticias Reuters cita a un partidario de la oposición diciendo: "Hemos perdido el país. Descanse en paz, Venezuela ", mientras sollozaba desde su cama.

Pero Pedro Mario Burelli, ex director de la petrolera nacional venezolana que vive en el exilio en Estados Unidos y es una poderosa voz opositora, espera que las elecciones robadas sean un catalizador para la acción internacional. Me dijo: "Este es el mejor escenario posible. Temía un fraude equilibrado, que el régimen hubiera vendido como "democrático".

Quizás tenga razón. La administración Trump, que poco a poco ha ido cambiando el régimen de Maduro, ya se esperaba que sancionara aún más a la dictadura. Sin embargo, los Estados Unidos no deberían verse obligados a asumir unilateralmente la carga.

La Unión Europea debe ahora respaldar su retórica con acción, y debe ejercerse presión sobre Cuba, China y Rusia, los principales partidarios de la dictadura, para que cesen y desistan. El Vaticano, la Organización de los Estados Americanos y las Naciones Unidas también deben participar, condenar completamente las acciones del gobierno venezolano y tratarla como un estado paria.

El pueblo venezolano vive con miedo y sufrimiento, tiranizado por la dictadura criminal. Están rogando al mundo por ayuda.
 ¿Cuánto tiempo más deben esperar?


Setmicos

 Fuente: Antonio Mora es un ex presentador de noticias para "Good Morning America", ex presentador de la hora internacional de noticias de Al Jazeera America. Él es a la vez un abogado venezolano y estadounidense que aparece regularmente en televisión como analista de asuntos venezolanos.

Buscar

Quien es quien en el Deep State ?

"La manipulación consciente e inteligente de los hábitos organizados y las opiniones de las masas es un elemento importante en la sociedad democrática. Quienes manipulan este mecanismo invisible de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro mundo. Las mentes están moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran parte por hombres que nunca hemos escuchado.

Archivo

Total Pageviews

Follow by Email